Skip to content

Episodio 5: Mitos y realidades de la endo dieta

26 de abril de 2022

Siguiendo con el tema de los tratamientos para endometriosis y tratando más a fondo lo que es un acercamiento integral creo que es importante dedicar un episodio a hablar a cerca de la alimentación y endometriosis y sobre todo aclarar un poco los mitos y realidades que rodean a la famosa endo dieta. 

Pero antes de continuar, quería dejarte saber que si estás en una encrucijada ahora mismo con los tratamientos actuales para endo, donde no encuentras la información que necesitas para poder tomar decisiones informadas acerca de la condición y de cómo manejarla, puedes descargar mi Guía de supervivencia para endojevas: Entiende los tratamientos para endometriosis. En ella encontrarás un desglose completo de los tratamientos actuales que se te pueden ofrecer para tratar endo, de  qué se tratan, y claro, cuáles son sus pros y sus contras. 

 

La endo dieta, mitos y realidades…

Si te has puesto a buscar en el universo google, de seguro te has visto que la alimentación puede ayudar en el manejo de síntomas para personas con endometriosis, pero a la vez es muy posible que te hayas dado con versiones encontradas de la llamada “endo dieta”  donde se hace difícil determinar qué comer y que no comer para ayudar a manejar endometriosis. Que si evitar el gluten o los lácteos, que si la dieta vegana, que si no comer carne o que sí comerla, que si la soya es malísima y que si no… En fin, de seguro tienes algo así como un meollo en la cabeza y no sepas por dónde comenzar… Algo, totalmente entendible.

Comencemos por el principio contestando esta pregunta de los 24,000 chavitos… 

 

¿Existe tal cosa como una dieta específica que funcione para manejar la endometriosis? 

Pues sí, pero no… Me explico, lo primero que hay que tener claro es que al momento no existe una cura para endometriosis y aunque sí, hay estudios que demuestran que ciertos cambios de alimentación y estilo de vida pueden ayudar y crear una diferencia marcada, no podemos creernos el cuento que una dieta específica va a hacer que cures la endo. Eso es falso y si alguien te dice eso, mi recomendación, sal corriendo. No hay una dieta específica para manejar endo porque cada persona es diferente y sus tolerancias a alimentos van a depender de muchísimas cosas como a qué alimentos ha estado expuesta, la alimentación de su madre, los microorganismos en su intestino entre otro montón de cosas. 

No sé si te pasa como a mi, pero yo le tengo repelillo a la palabra dieta. Para mi tiene un aire de restricción que creo que tiende a dar el mensaje equivocado, sobre todo para apoyarte en el manejo de una condición inflamatoria como es endo en la que necesitas sostén y apoyo. 

 

Entonces, como te mencioné antes, estudios sí han demostrado que cambios en la alimentación tienden a ayudar con el manejo de síntomas de endo.  Pero de qué tipo de cambios de alimentación estamos hablando si acabo de decir que no hay una dieta específica para endo… Pues bien, hay algunas cosas que puedes tratar y a eso vamos.

 

Primero, hay que tener en cuenta que esto va a ser un proceso de prueba y error. 

Es ​​posible que algo que se recomienda comúnmente te funcione o no. O algo que le funciona a otra endojeva no sea necesariamente tu panacea. Así que a este proceso es necesario entrar con una mente abierta y curiosa.

Lo principal a tener en cuenta en la nutrición para manejar endometriosis es movernos hacia alimentos antiinflamatorios. Recuerda que endo es una condición inflamatoria crónica así que con tu alimentación lo que estamos buscando es apoyar tu cuerpo no para que elimine toda la inflamación, eso es contraproducente, sino para que alivie la inflamación sobrecogedora existente que está afectando todo el resto de sistemas. 

Más que pensar en todo lo que tienes que eliminar – de nuevo, no me gustan ese tipo de restricciones- me gusta verlo como mira todo lo que puedes tratar y añadir y aprender poco a poco a discernir entre alimentos que te nutren versus alimentos que están vacíos nutricionalmente. 

Por ejemplo, las comidas altamente procesadas pueden ser un resuelve para un momento de craving y antojo o si tienes poco tiempo, pero si te pones a pensar, a largo plazo acaban haciéndote sentir peor, por más tiempo y tienes entonces que bregar con eso síntomas…

Entre las comidas a las que me refiero son

-fast foods, frituras y comidas procesadas- pues sobre todo, son altos en grasas trans que son súper inflamatorias y perjudiciales para la salud, sodio y azúcar. (que no se quedan atrás) Y eso no quiere decir que bajo en grasa es saludable. Tu cuerpo necesita grasa, sobre todo grasas saludables como las que encuentras en el salmón, las nueces, el aceite de oliva o el aguacate para disminuir la inflamación y mantenerte saludable y satisfecha, lo que no necesita son grasas transgénicas o demasiadas grasas saturadas.

-Azúcar – y cuando digo azúcar me refiero a azúcares refinadas como bizcochos, postres, helados, bombones, chocolates, pastelería, pero también ten en cuenta que comer demasiado de azúcares naturales como dátiles o miel puede contribuir es esa inflamación.

-Alcohol – Además de ser alto en azúcar por más que sea un licor duro como vodka o whiskey se sigue convirtiendo en azúcar en tu cuerpo y no sólo eso, el alcohol de por sí es inflamatorio. Eso no quiere decir que en momentos especiales en los que quieras celebrar con una copa no lo hagas, sino que tratas de ser más consciente de cuándo lo haces. 

 

Entonces la idea principal es movernos a alimentos más ricos en nutrientes y antioxidantes, que por lo regular son antiinflamatorios. 

A qué tipo de alimento me refiero: 

  1. Frutas y vegetales – Algo así como comer el arcoiris. ¿Sabías que cada fruta o vegetal tiene antioxidantes distintos dependiendo de los colores que tiene? Lo recomendado son al menos 8 porciones que se dividan en 2 de fruta y 6 de vegetales, pero no te me rochees, comienza poco a poco, sobre todo si tienes issues con el endo belly, es bueno ir añadiendo despacio para que el cuerpo se vaya acostumbrando. Un reto divertido es comprar un vegetal que nunca hayas probado y experimentar con él en una receta nueva. 
  2. Grasas saludables – Los Omega 3 son uno de tus mejores aliados para bajar la inflamación. Los encuentras en nueces, salmón y otros pescados grasos, aceitunas, aceite de oliva, aguacate, etc. Hay quienes añaden un suplemento de omega 3 y les va súper. 
  3. Granos y carbohidratos complejos como quinoa, avena, arroz moreno, amaranto, etc. 

 

¿ Y tal vez piensas pero que pasa con lo que dicen del gluten, de los lácteos o de las carnes rojas?

Pues mira, una vez más esto depende de cada persona. Aún así se ha encontrado que por razones que todavía desconocemos las personas con endometriosis tienden a ser sensibles al gluten, a los lácteos y en ocasiones les afecta si consumen altas porciones de carnes rojas. 

Aquí la recomendación que por lo regular le doy a mis clientas es es explorar un poco y ver que pasa si dejas a un lado estos alimentos. Hay para quienes le funciona dejarlo todo de cantazo y quienes necesitan ir poco a poco y nena, eso sólo tu sabes como abordarlo. 

Yo tiendo a ser algo radical y recuerdo que dejé el gluten y los lácteos a la vez… Y luego poco a poco comencé a eliminar las azúcares y puedo decirte que esos cambios a la vez que enfocarme en añadir alimentos ricos en nutrientes crearon una diferencia. 

Claro, manejar endo no es sólo alimentación. Puedes comerte todo el brócoli del mundo pero si no creas armonía y estabilidad en las otras partes de tu vida, se va a quedar solo ahí. Sobre todo cuando endo es una condición multisistema y hay tanto que se puede ver afectado. La alimentación es importante, pero también la digestión, y tu sentido de seguridad y calma. 

Me encantaría saber qué piensas de esto. ¿Has intentado alguno de estos cambios? ¿Qué has intentado? ¿Qué es lo más difícil que se te ha hecho y por qué crees que se te ha hecho difícil? 

Cuéntamelo en los comentarios

¡Compártelo en tus redes sociales!

Últimos episodios de mi PODCAST

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Sígueme en las redes!