5 maneras de reducir la inflamación naturalmente



Tal vez has escuchado la palabra inflamación usada continuamente para describir problemas de salud severos. Sin embargo, la inflamación realmente es una respuesta completamente natural de nuestro cuerpo para defendernos de infecciones o ataques y protegernos cuando sufrimos alguna lesión -como por ejemplo, lo que le pasó a mi dedo-.


Hace unos días durante una caminata extensa, noté que uno de los dedos de mi pie me dolía muchísimo. Estaba completamente inchado, rojo y se sentia caliente cada vez que lo tocaba. Había caminado más de 20 kilómetros y al parecer el zapato que usé, junto con la arena que se metió al caminar por la playa me provocaron una lesión en el dedo. Sabía que necesitaba darle descanso, pero no sería posible. Así que tuve que utilizar varios recursos para aliviar el dolor y poder terminar la trayectoria. La inflamación en mi dedo me protegió contra una posible infección.


Entonces, si la inflamación se supone que ayuda a nuestro cuerpo y lo proteja, ¿Por que se relaciona con tantas enfermedades y condiciones de salud?


La respuesta inflamatoria se convierte en un problema cuando, como quien dice, se mantiene en nuestro cuerpo sin horario de salida, provocando dolor e hinchazón de forma sistemática o crónica. Un gran número de enfermedades y padecimientos se relacionan con inflamación: dolor crónico, artritis, alergias, algunos tipos de cáncer y a veces hasta con condiciones de salud autoinmunes como fibromialgia, lupus por poner algunos ejemplos.


Aunque tratar condiciones relacionadas a la inflamación crónica puede ser de por sí complicado de cierta manera, pues cada persona es diferente y lo que ha provocado inflamación en cada uno puede variar, existen maneras efectivas que pueden ayudar a comenzar a disminuir los síntomas y a entrar en balance nuevamente como las siguientes:


1. Reduce el estrés, es vital. El estrés se relaciona también con un gran número de enfermedades crónicas. El estrés mantiene el cuerpo en estado de alerta continua (fight or flight mode). El cuerpo continúa secretando cortisol, la hormona que nos ayuda a reaccionar en situaciones de peligro, lo que provoca que no pueda encontrar espacios para recuperarse adecuadamente. ¿Cómo puedes disminuír el estrés? Meditando, participando de una clase de yoga, disfrutando de una caminata por la naturaleza -claro, con zapatos cómodos que no lastimen tus dedos ;)-, pintando, dibujando, etc.


2. Múevete, haz alguna actividad física. Muchas veces cuando padeces de condiciones de inflamación severa, lo menos que deseas es moverte, sin embargo la actividad física va a ayudarte a mantener un peso saludable, que es esencial para poder manejar las respuestas inflamatorias. Comienza poco a poco. Con una caminata enérgica por al menos 10 minutos al día y pco a poco vas incrementando el tiempo o con una clase de yoga básica. Lo importante es moverte.


3. Respeta tus horarios de sueño. Muchas veces subestimamos el poder de un sueño reparador y profundo. Descansar apropiadamente, al menos 7 a 8 horas de sueño, es esencial para nuestro bienestar. Mientras dormimos nuestro cuerpo secreta la hormona de melatonina, que no sólo ayuda a mantener nuestros ciclos de sueño sino que contribuye al sistema inmune. Asi mismo, el cuerpo utiliza ese tiempo para reparar tejidos y recuperar energía.


4. Cambia tu estilo de alimentación. Lo que consumes puede nutrirte grandemente o alimentar enfermedades. Entre los alimentos que causan más imflamación se encuentran las azúcares refinadas (bagles, pastelitos, harinas, dulces, etc), granos procesados como las harinas blancas y refinadas, comida chatarra, las carnes, en especial las rojas y lácteos. Todos estos alimentos son sumamente ácidos, por lo tanto van a detonar la respuesta inflamatoria.


5. Alcaliniza tu cuerpo consumiendo alimentos antiinflamatorios. Si, sabías que lo iba a decir, ¡frutas y vegetales! Sobretodo los vegetales de hojas verde oscuro son las estrellas a la hora de combatir inflamación (Kale, collards, alcelgas, etc).


¿A que me refiero cuando hablo de alcalinizar? Pues me refiero a disminuír el ácido que es provocado en muchas ocasiones por alimentos como los mensionados arriba y que - muy similar a lo que hace el ácido de una batería cuando se cae sobre una superficie - corroe y lasera tus tejidos. Es ahí que tu cuerpo, busca maneras de protegerte y activa la respuesta inflamatoria.

Una forma rápida y accesible de consumir frutas y vegetales son las batidas verdes. Otros agentes antiinflamatorios son las batatas mameyas (sweet potatos o boniato), aceite de oliva, semillas de flax, nueces y algunas especias como la cúrcuma que se le conoce como el antiinflamatorio natural por excelencia.


Cambiar tu estilo de vida y alimentación puede contribuír muchísimo a disminuír la inflamación en tu cuerpo. Tu salud va más allá de una simple meta. Cuando creas un estilo de vida saludable puedes empoderarte y abrazar tu salud completamente.

Cómo siempre, lo mejor está en la conversación que podemos crear. Dime en los comentarios ¿Que piensas? ¿Sufres de inflamación? ¿Qué de esta información resuena contigo?


Si te sientes perdida y no sabes cómo comenzar, puedo ayudarte. Para información de mi programa de coaching personalizado Vivir con Endo entra aquí

© 2020 by Mayra Ortiz.

Acerca de Mayra

Servicios y programas

Podcast

Blog

  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube