Esos kegels, ¿realmente te ayudan?



Si leiste la revista cosmopolitan en algún momento de tu vida de seguro aprendiste que los kegels son la "solución" para mejores y mas fuertes orgasmos, y hasta para evitar incontinencia post parto o en otros momentos.


Aunque los kegels tienen lo suyo, tampoco podemos pensar que son efectivos y necesarios para todes. ¿Sabías que hay tal cosa como hipertonicidad (demasiada tensión o fuerza) del suelo pélvico y que hacer kegels puede crear más tensión afectar tu salud pélvica al punto de crear dolor y hasta incontinencia? Whaaaaat????


Ok, sin entrar en pánico, comencemos por el principio: ¿Qué es un kegel?


Los kegels son unos ejercicios desarrollados por un ginecólogo estadounidense llamado Dr. Arnold H. Kegel para prevenir esos ups que llegan con la incontinencia sin usar cirugía. La ciencia del asunto está en hacer como si retuvieras las ganas de orinar e ir al baño. La idea es apretar los músculos y luego soltar. Es como ir al gym con los músculos pélvicos.


Lo siguiente que debemos saber es ¿Qué es el suelo pélvico? Se llama suelo pélvico a la hamaca de múculos que sostienen aguantan y unen los huesos de la pélvis, o sea, isquiones, hueso púbico y la cola o sacro. Incluso hay quienes incluyen a ese grupo los músculos abdominales.


El detalle es el siguiente, los kegels sí pueden ser beneficiosos en algunos casos, pero hay que saber hacerlos.


Como te expliqué arriba tu suelo pélvico se compone de varios músculos y si uno de ellos ya está en tensión, asunto que es común en pacientes con endometriosis, cistitis interesticial, vulvodinia o dolor durante el sexo, hacer kegels por hacerlos y hacerlos sin consciencia de qué músculo en específico estás intentando ejercitar puede causar más dolores.


No sólo eso, si el suelo pélvico ya tiene algún músculo que está hipertonificado (sobre tonificado) la fascia que está alrededor, que es el tejido que conecta la piel músculos y órganos, se endurece manteniendo el suelo pélvico en una posición específica. Es muy similar a lo que pasa con un espasmo en el cuello. Esa posición tal vez no es la posición que necesita tu cuerpo y eso puede causar más dolor. Así mismo, mucho tiempo de esa tonicidad puede hacer que se pierda fuerza en el músculo. Imagínatelo de esta forma. Si estuvieses con tu brazo dolado sosteniendo 1 libra de peso por horas ¿Seguirías aguantándo el peso con la misma fuerza? La respuesta es no. Los músculos necesitan contracción, pero también necesitan soltar. Así es que hipertonicidad puede debilitar los músculos y llevar a la incontinencia que estás intentando evitar con los kegels.


Por lo tanto, hacer kegels por hacerlos, sin conocer la mecánica de los distintos músculos de tu suelo pélvico, sobre todo si tienes problemas de dolor pélvico, tal vez no es la mejor idea.


¿Qué hacer?


Si tienes probemas de incontinencia o dolor pélvico como endometriosis, vulvodinia, cistitis interesticial, dolor ocn las relaciones sexuales etc. Ve a una terapeuta física o fisioterapeuta especializada en suelo pélvico pélvis.


Si tienes dolor, dale un reposo a los músculos de la pélvis relajando conscientemente los músculos y respirando.


Infórmate y descúbrete.


XOXO,

Mayra


#YouGotThisNena




© 2020 by Mayra Ortiz.

Acerca de Mayra

Servicios y programas

Podcast

Blog

  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube